Tu dosis de fitness

Cápsulas para mejorar tu forma física

¿Por qué son tan importantes los estiramientos?

Published / by admin

Estirar los músculos después de un entrenamiento es tan beneficioso como poco habitual entre los deportistas no profesionales. También conocido como stretching, este tipo de ejercicio físico tiene la finalidad de preparar o reparar el cuerpo mejorando la elasticidad de los tendones, los ligamentos y la fibra muscular, ganando así flexibilidad a largo plazo.

ESTIRAMIENTOS Y ACTIVIDAD FÍSICA

Es recomendable estirar tanto antes como después de cualquier actividad física, aunque los profesionales también sugieren hacerlo al acostarnos y al levantarnos, como puente a la sedentariedad y viceversa. No obstante, existen muchos tipos de tablas de estiramientos específicos para cada tipo de deporte (ciclismo, balonmano, fútbol, etc.), cada parte del cuerpo (brazos, piernas, espalda, etc.) y cada situación (en el avión, en la oficina, etc.), así que lo ideal es hablar primero con un especialista, sobre todo si padecemos alguna lesión.

El tipo de estiramientos más común es el estático, que consiste en estirar el músculo en reposo durante unos 30 segundos, aunque también existen otros tipos de estiramientos: dinámicos, activos, pasivos, balísiticos, isométricos y PNF (facilitación neuromuscular propioceptiva).

Foto de Wikimedia Commons
Foto de Wikimedia Commons

UN MODELO DE TABLA DE ESTIRAMIENTOS

Para estirar todo el cuerpo en 10 minutos, una tabla de estiramientos estáticos regular incluye: tracción de cuello, estiramiento de hombros, estiramiento de hombros tras la nuca, presión de palmas detrás de la espalda, expansión de pecho, tijera lateral de tronco, giro de tronco sentado, sentadilla, tracción de rodilla, estiramiento de abductores, estiramiento de cuádriceps y tocar la punta de los pies.

Debemos tener en cuenta unas cuantas indicaciones a la hora de estirar, como adaptar los estiramientos a cada persona, no hacer rebotes, tensionar suavemente y no estirar el músculo extremadamente ya que se podría producir una contractura, no aguantar la respiración durante el estiramiento y poner atención a los movimientos.

Realizar estiramientos regularmente aumenta el rango de movimiento articular, reduce el riesgo de padecer una contractura, aporta flexibilidad, reduce los dolores posturales, aumenta el rendimiento deportivo y ayuda a frenar el envejecimiento.