Tu dosis de fitness

Cápsulas para mejorar tu forma física

Fitness durante el embarazo

Published / by admin

Durante el embarazo, la idea de quedarse en el sofá descansando puede ser mucho más tentadora que seguir con la rutina de gimnasio y los consecuentes dolores musuclares. Además de sentir fatiga y, en algunos casos, náuseas, la preocupación por no hacer daño al bebé inquieta a las futuras mamás, por lo que muchas deciden tomarse una pausa de la vida deportiva durante nueve meses.

Deporte sí, pero con moderación

A pesar de eso, los expertos aseguran que practicar deporte durante el embarazo es seguro y, además, recomendable. Cómprate algo de ropa de fitness premamá y adelante. Nos encantan estos pantalones https://www.compra-venta.es/pantalon-embarazada y estas otras prendas https://www.compra-venta.es/ropa-embarazada. Sin embargo, hay que tomárselo con moderación, no sobrepasando las dos/tres horas semanales.

La práctica de ejercicio aportará a la mujer más energía para mantenerse en forma y tener un peso saludable también durante la dulce espera. Sin duda, el Pilates y el yoga serán muy beneficiosos y recomendables debido a su bajo impacto. Aun así, las adeptas a ejercicios más vigorosos como levantar pesas no tienen por qué renunciar a ello. La clave está en adaptar la rutina.

fitness embarazo
Foto de masmusculo.com

Por trimestres

Durante el primer trimestre de embarazo es cuando tenemos que vigilar más con el ejercicio. El malestar por los síntomas del embarazo puede hasta impedir la práctica deportiva. Por suerte, durante el segundo trimestre, la situación normalmente mejora. Igualmente, evita tumbarte con la espalda en el suelo y no trabajes a tu máximo, sino a un 70 por ciento. Asimismo, intenta mantener una temperatura corporal normal e hidrátate cada 20 minutos. Deja a un lado las pesas grandes y trabaja con mancuernas o pesas más pequeñas. Además, mejor que estés supervisada por un monitor.

Como planning de ejemplo para una mujer embarazada sin problemas de salud, el lunes podemos andar unos veinte minutos. El martes, hacer una sesión más larga de 60 minutos. Miércoles, descanso. Jueves, pilates o yoga. Viernes, programa para desarrollar fuerza con ejercicios de repeticiones y pesas opcionales (si asistes a un gimnasio y puedes estar controlada por algún profesional). Sábado, natación. Domingo, descanso.

embarazada-deporte-beneficios
Foto de guiafitness.com

La recta final

Dependiendo de cómo nos encontremos en el tercer trimestre, podemos seguir con la misma rutina disminuyendo los tiempos de las actividades o tomando un día extra de descanso. En todo caso, siempre ten en cuenta las observaciones de tu médico, también en referencia a tu rutina deportiva.

En definitiva, los nueves meses de embarazo no tienen que ser sinónimo de sedenteriedad máxima. Si bien en este periodo necesitamos más reposo, el ejercicio moderado será beneficioso para la futura mamá y el bebé. Lo más importante es disfrutar de ello y hacer el tipo de ejercicios que más nos apetezcan, además de seguir las recomendaciones del ginecólogo.

En otra ocasión hablaremos de la recuperación después del parto y de cómo determinados ejercicios pueden ayudarnos a volver a nuestro cuerpo de antes. El proceso es largo pero con paciencia podemos recuperar el suelo pélvico y las abdominales para volver a tener una silueta estilizada. Hasta entonces, besos.